lunes, 2 de enero de 2012

SEMANA DE LA CATEQUESIS 2012

Catequesis para niños de 1° Y 2°

“SOY BAUTIZADO,  SOY MISIONERO DE JESÚS”

Objetivo: Los niños de 1° Y 2° conocen  la manera en que Jesús lleva el anuncio del Evangelio y se motivan a compartir con los demás el llamado que Dios les hace, para que juntos puedan salir a llevar el anuncio  de la buena nueva de Jesús.

Ambientación del local
Carteles con Jesús en la playa cuando llama a los apóstoles, algún mensaje eucarístico, la biblia en un lugar digno.

Material a utilizar
El Cirio Pascual
Velas  para todos los niños
Tarjetitas decoradas para los niños que digan: (YO TAMBIEN SOY MISIONERO DE JESÚS)
Alfileres para prenderlos
Papel bond o pellón para hacer una cartelera

Bienvenida
Qué alegría que estemos reunidos para escuchar esta reflexión de la semana de la catequesis, donde conoceremos el ejemplo que Jesús nos deja, para que también nosotros formemos parte de los que anuncian la Buena Nueva, de aquellos que invitan a otros a vivir en la alegría de ser los amigos de Jesús.

Canto  de ambientación: Si Jesús me dice ven
Si Jesús me dice ¡ven! yo me voy con Él (2)
Porque si Él me dice ven yo feliz seré
Si Jesús me dice ¡ven! me voy con ÉL.

Si Jesús me dice ¡ama! Yo lo amaré….

Si Jesús me dice ¡sirve!  Yo le serviré……  
Si Jesús me dice ¡anuncia¡ yo lo anunciaré
Yo lo gritare….no descansaré

Si Jesús me dice ¡ven! yo con El me voy.
Si Jesús me dice ama yo lo amaré.
Si Jesús me dice ¡sirve¡ yo lo serviré.
Porque si Él me dice ven me voy con Él.

Oración inicial
Mientras vamos haciendo la oración inicial, vamos siguiendo las indicaciones para armar  el altar para la sesión de hoy. Los niños repiten después del catequista, mientras se van acomodando lo que nos pide.

Oración
Jesús a ti que fuiste niño como yo, te quiero dar mi corazón. (Ponemos la imagen de un corazón)  para que lo llenes de virtudes y enseñanzas. (Encendemos las velas)  Dime Tú cómo puedo imitarte, yo quiero seguir siempre tus pasos con la ayuda de mamita María (ponemos la imagen de la Virgen María) para poder crecer en virtud y en edad como Tú. (Ponemos la imagen de Jesús) Amén.

Vemos desde la realidad
Hoy vamos a hablar de la misión que tenemos todos los bautizados. Porque todos somos bautizados ¿cierto?
Los invitamos a visitar el Bautisterio. El bautismo es importante, porque de aquí parte este camino que tienes que recorrer (Hacer que participen, recordando, que pasa en ese lugar)

Ideas principales
     Nos hacemos hijos de Dios.
     Formamos parte de una comunidad.
     Somos llamados desde este momento a creer en Jesús y en anunciar su Palabra.

Algunos de ustedes, conocen al Papa Juan Pablo II. (Mostramos la foto) a él la gente lo llamó el Papa misionero.

Les contamos la siguiente anécdota

El Papa Juan Pablo II  cuando fue a  su pueblo natal fue a visitar el templo parroquial donde lo bautizaron   cuando llegó a la pila bautismal se puso de rodillas y la besó.

Todo esto lo hizo con el fin de recordar que el camino que lo llevó a tantos lugares y a tanta gente, comenzó en un lugar como este donde ustedes ahora están parados, en el bautisterio donde recibió el bautismo y junto con él la misión de ser profeta para los demás.

¿Qué nos dice la Palabra de Dios sobre la misión de todos los  bautizados? Escuchemos con atención el siguiente texto bíblico. 

Pensamos desde Dios. Hechos 10, 34. 38-39
Entonces Pedro tomó la palabra y dijo:
Jesús de Nazaret fue consagrado por Dios, que le dio Espíritu Santo y poder. Y como Dios estaba con Él, pasó haciendo el bien y sanando a los oprimidos por el diablo. Nosotros somos testigos de todo lo que hizo en el país de los judíos y en la misma Jerusalén. Palabra del Señor.

¿Qué hacía Jesús para hacer el bien, según la hojita que  van a colorear? Anexo 1
Mientras colorean le explicamos que Jesús misionero se la pasó haciendo el bien, orando, sanando a los enfermos del alma y del cuerpo, siendo amable con los demás etc. según su ejemplo nosotros también debemos hacer el bien a los demás.

El catequista elabora  carteles de actitudes concretas de cómo se hace el bien.



Reflexión
En el dibujo que han coloreado y el texto bíblico que escuchamos podemos descubrir que Jesús se pasó haciendo el bien,  es decir oraba, curaba a los enfermos, visitaba a sus amigos etc. Nosotros como bautizados estamos llamados a ser  misioneros  siguiendo el ejemplo de Jesús. Al igual que Él,  podemos hacer muchas cosas para ayudar a los demás. (Mostrar los carteles). Desde nuestro testimonio en nuestra familia, con nuestros amigos, desde allí es donde nos vamos a pasar haciendo el bien.

Cuando alguien se siente llamado a hacer el bien a los demás, lo hace con alegría y generosidad, por ejemplo al Papá Juan Pablo II, a quien conocimos como el Papa Misionero, no le importaba el cansancio, la distancia con tal de llevar un poco de esperanza y amor a todos aquellos hermano nuestros que no conocían a Dios. Ojalá y hubieran muchos como él.

Por eso hoy el Señor nos hace una invitación, te invita  a ti, desde tu pequeñez a ser parte de sus hijos que responde con generosidad al llamado. Cuando das esta respuesta, no solo vives feliz, sino que además compartes esta felicidad  a todo el mundo, comenzando con tu familia, a veces es ahí donde más necesitan de personas que les hablen de Jesús.

Cuando comprendes tu misión y respondes a ello con alegría y generosidad, entonces no es tan difícil la tarea de un misionero, porque lo único que haces, es compartir lo que has aprendido de Jesús y haces lo que Él te pide. ¡Que alegría que puedas  compartir lo que aquí aprendes sobre nuestro amigo Jesús, pero sobre todo, que en algún momento que alguien te necesite puedas estar allí, para hacer el bien.

Todos estamos llamados a ser  misioneros que llevan  la paz, y el amor a todo el mundo, comenzando por nuestra familia, luego a nuestros vecinos etc. Con esto aunque es poco hacemos mucho por aquellos que más nos necesitan.

Actuamos desde la fe
Al igual que Jesús tú también pasa haciendo el bien, arma tu reloj misionero y según las indicaciones que traen, cada vez que realices lo que ahí se te marca. Mueves las manecillas del reloj a esa hora, de manera que durante todo el día, camines unid@ a Jesús.

También te pedimos que en el centro concretamente escribas tu compromiso es decir ¿Qué vas a hacer para compartir el mensaje de Jesús a los demás, por ejemplo: en la mañana, me levanto, (hago una pequeña oración a  Dios, si lo hice muevo la manecilla). Anexo 2

La siguiente frase se va  dividir entre los niños para colorear (Anexo 3). Frase para memorizar y para el altar.

Soy misionero
y hago el bien a mis hermanos.



Celebramos nuestra fe
Para este momento de oración, utilizaremos el mismo altar que nos sirvió para la oración inicial.

Mientras cantamos, vamos pasando a acomodar en el corazón la frase “Soy misionero y hago el biena  mis hermanos”, el catequista cuida de acomodar las letras en orden y de seleccionar previamente a los niños que ayudarán.

El es tu amigo, vamos a pedirle a nuestro amigo que nunca nos deje y que siempre nos acompáñame.

Canto: Jesús acompáñame

Yo no te quiero fallar (2 veces) jamás

Jesús acompáñame y no me dejes caer en el mal.

 Si me acompañas, será mejor
Yo sé que seguiré (2 veces)

Cuando ya está armada la frase, el o  la catequista lo lee y los niños  repiten después de él o ella y se les invita a hacer todos juntos la siguiente oración.

Oración final
Señor yo también soy misionero, y al igual que tú quiero pasar haciendo siempre el bien, te doy gracias porque me llamas a llevar tu anuncio,   dame un corazón fuerte para  que nada me aparte de ti. Y hazme muy generoso para servirte a través de mis hermanos. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario